La Escuela

El DOJO se podría decir que es un lugar donde nos enseñan la doctrina, principios y sistema del KENPO KAI donde se encuentran los discípulos que siguen y practican este ARTE.

combate16Es curioso observar la diferencia de conceptos, oriental y occidental, sobre lo que significa para cada uno el DOJO. Para un oriental, será como su segunda casa y le rendirá todos sus respetos y honores; mientras que para el occidental, significa un lugar donde tiene que estar unas horas a la semana para aprender KENPO KAI. Por suerte, a medida que vamos profundizando en el KENPO KAI, nos vamos dando cuenta de los valores tradicionales que hasta entonces no habíamos apreciado.

La mejor escuela sin lugar a dudas, esta enclavada en plena naturaleza. Antiguamente y todavía hoy en día, en algunas partes y de forma continuada o esporádica, podemos observar como el entrenamiento se efectúa en plena naturaleza, y como un maestro de KENPO KAI decía: «Hemos vivido siempre con la naturaleza, hemos comido sus frutos y hemos respirado su aire. Mejoramos también nuestra salud trabajando con ella».

Sabemos que debido a las aglomeraciones de las ciudades y a la progresiva destrucción de la naturaleza por la mano del hombre y diversos factores más, es muy difícil practicar en plena naturaleza, por lo que nacieron los gimnasios o DOJOS cerrados; éstos han ido gracias a los intercambios y estudios realizados consiguiendo una uniformidad que hace que todas las escuelas tengan unos principios comunes, como son: espacio, ventilación, higiene, combate5seriedad en los horarios y calidad del instructor.

Para terminar diremos que la escuela es un mundo dentro del mundo donde vivimos, el cual, nos sirve para prepararnos en la disciplina del KENPO KAI.

A continuación se exponen las normas que se han de seguir dentro y fuera de la escuela.

Normas a seguir en el interior del DOJO:

  • Cuidar del DOJO.
  • No fumar.
  • No hablar en voz alta.
  • Si se esta lesionado, seguir atentamente las explicaciones.
  • Aprender del trabajo de los demás.
  • Respetar los horarios.
  • Seguir las normas de la clase.
  • Limpieza del traje y de uno mismo.

Normas a seguir fuera del DOJO:

  • Conducirse de forma adecuada para no desprestigiar las tradiciones del KENPO KAI y el honor de la Escuela.
  • No abusar de los conocimientos adquiridos gracias al KENPO KAI.
  • No dudar en consultar al profesor siempre que se necesite o solicitar su ayuda en problemas personales.
  • Ser un KENSHI tranquilo, modesto, respetuoso y flexible, tanto moral como físicamente.

Saludos

Retrocedamos en nuestra memoria y recordemos aquel día que volvimos a ver a aquella persona tan querida y a la que hacía tiempo no veíamos, la abrazamos, la dimos un beso, sin pensar en el énfasis que habíamos puesto, sin ninguna obligación ­ y sin intenciones ocultas, era un saludo puro, bello y sincero; esto es lo que busca el KENPO KAI, esa pureza que convierte a la persona que saluda y a la que es saludada en un solo ser.

P1010008El saludo del KENPO KAI significa para un compañero, amistad sincera y respeto; para nosotros mismos, paz, amistad y unión con el Universo; no obstante, advirtiendo que si esa paz, amistad y unión con todas las cosas que nos rodean son rotas, por una agresión, tenemos los suficientes conocimientos y entrenamiento necesario para defenderla.

Al contrario de algunos saludos tradicionales que significan sumisión, el saludo del KENPO KAI invita a la amistad, al respeto… En esta sociedad actual, el saludo es en muchas ocasiones una obligación debido al protocolo social, pero que en el fondo no inspira ningún sentimiento, aún así, se puede observar que todas las civilizaciones y pueblos del mundo tienen su forma particular de saludo. Igualmente ocurre con las Artes Marciales; cada sistema tiene su propia forma de saludar, pero el saludo, a pesar de sus diferentes ejecuciones y concepciones, tiene la misma esencia y significado para quienes lo practican desde dentro del corazón.

¿Cuándo se debe saludar? A esta pregunta se podría contestar diciendo que «cuando se crea conveniente y se haga sinceramente», si no, es un movimiento vacío y sin ningún fín, por lo tanto, un gasto de energía innecesario.

Un viejo dicho de KENPO KAI dice así: «Saluda al Sol porque te da luz, saluda a la Tierra por darte el alimento, saluda a tu maestro por darte el conocimiento, saluda a tus compañeros por hacerte compañía, saluda a todas las cosas porque ellas forman parte de tu vida y salúdate a tí por estar aquí».

Sensei

WANTO_0003Digamos que el Maestro y el Alumno son como dos polos opuestos pero que si como éstos no se complementan y consiguen compenetrarse pueden ocasionar resultados negativos, tanto para uno, como para el otro. Aquí en este apartado es donde se demuestra la teoría oriental del Yin y el Yang. De lo que se deduce que si tratamos de separar estas dos mitades, se rompería la armonía de la naturaleza.

Desde tiempos muy lejanos el maestro y el alumno eran como uña y carne, como padre e hijo, como verdaderos amigos, pero en la actualidad, a causa de la falta de tiempo, por el consumismo y por diversos motivos derivados de la sociedad actual, así como por los propios maestros, se ha roto ese hilo de unión, ahora la mayoría de los maestros, no saben ni los nombres de sus alumnos.hizajime

Los alumnos, sólo saben del maestro lo que le ven en las horas de clase y a veces ni eso, pero también el alumno tiene mucha culpa de ello, porque no se preocupan en conocerle, en hablar con él, en entablar una amistad sincera. Ahora, el alumno solo se preocupa de pasar los exámenes y demostrar cuanto está avanzando a los amigos.

Este gran distanciamiento entre ambas partes, ha derivado en estos últimos tiempos en un decaimiento de las Artes Marciales, hasta el punto de convertirse en meros deportes de competición o pasar al otro extremo y convertirse en «religiones» o artes filosóficas, perdiendo toda su esencia de Arte Marcial. Alejado de estos dos extremos, el KENPO KAI se mantiene en la línea tradicional aunque en constante renovación, gracias a un largo e intenso camino de estudio y perfección. Por ello, el KENPO KAI, enseña a partir de su tercera etapa de aprendizaje una metodología de la enseñanza a los futuros instructores, al mismo tiempo que rompe la aureola de los maestros místicos o de los comerciantes; convirtiéndose en un maestro, a la vez compañero y amigo del alumno, dando así oportunidad a este para que sienta que pertenece y es parte de la gran familia del KENPO KAI, donde todos nos ayudamos, para el progreso tanto físico como psicológico en este bello Arte Marcial

ken_pic12

Un Maestro debe tener: Autoridad, Perseverancia, Paciencia, Preparación Técnica y Teórica.  Debe ser ejemplo para sus alumnos y conseguir su confianza.

Un Alumno debe ser: Sincero, Leal, Respetuoso, Trabajador y Constante.